Menú Cerrar

Cómo insonorizar un compresor de aire

Cómo insonorizar un compresor de aire

Un compresor de aire puede ser necesario para aspectos en tu casa, pero lo que, seguro que es, es ruidoso. Es muy probable que familiares o vecinos se quejen del ruido que hace si no se toman las medidas correctas.

Por ello, vamos a ver que formas se pueden encontrar para insonorizar el compresor de aire y evitar todos los problemas de ruido que vienen con él. Nos vamos a centrar en la forma que es más común y práctica para estas situaciones, aunque también hablaremos de otras formas de insonorizar. La mejor forma es construir una caja para el compresor, y cómo hacerlo es lo que vamos a ver.

Aspectos a considerar

Antes de todo, es importante tener clara las medidas del compresor. Puede parecer una tontería, pero muchas personas se lanzan a construir la caja pensando en que va a caber y luego se encuentran con que no habían tenido en cuenta las ruedas o algún aspecto exterior.

Por lo que primero asegúrate de conocer el tamaño que requiere la caja para el compresor y deja algunos cm de más para estar seguro que no pueda haber un error de cálculo.

Otro punto a considerar es la ventilación. Algo común a construir la caja es no tener esto en cuenta y acabar con un compresor de aire que llega a altos niveles de calor para una sobre carga térmica. Por ello, ten en cuenta la ventilación y aire que debe recibir tu compresor y vas a evitar muchos problemas.

El problema de la ventilación es si usas el compresor o tienes pensado usarlo en largos períodos. Si por el contrario lo usas poco tiempo, no va a haber ningún tipo de problema.

Cómo construir una caja insonorizada para un compresor de aire

Vamos a ver paso por paso cómo se puede montar tu caja insonora para tu compresor sin ningún problema. Vas a necesitar las herramientas clásicas para medir, cortar y pegar una caja, a parte de los materiales que son de libre elección.

La forma en que vaya a quedar tu caja depende mucho de los materiales. Esto ya es decisión tuya si quieres usar unos u otros, dependiendo de tus preferencias. Con esto en mente, ya podemos empezar.

Primer paso

Lo primero que hay que realizar es coger las tablas que tengas, pueden ser de diferentes materiales. Esto será la base de la caja y tiene que tener el tamaño adecuado. Puedes usar por ejemplo placas de madera, que son baratas y algo aislantes contra el sonido.

Una vez tengamos las seis placas, habrá que cortar el tamaño ideal para construir la caja. Con las placas cortadas y listas, vamos a ir a siguiente paso.

Recuerda cortar un pequeño trozo para la ventilación, preferiblemente en forma de cuadrado en una de las paredes que no estén pegadas al suelo o la pared.

Paso dos

Une las cinco paredes o tablas, y deja una sin pegar para que puedas acceder al interior de la caja. Esta última va a ser la puerta, o por donde vas a colocar el compresor. Ya puedes dejar la parte superior destapada o la cara que más cómodamente tengas.

Para pegar las paredes puedes usar pegamento todo en uno para asegurar una buena fijación.

Paso tres

Con las paredes bien pegadas, aquí es donde entra el material insonoro. Esto va a depender de lo que quieras usar, lo ideal es colocar placas finas en el interior de casa base. Los paneles de espuma son perfectos para ello.

Ten en cuenta que no sean muy gruesas y ocupen demasiado tamaño para que no quepa el compresor. Puedes colocar cualquier tipo de placa, de espuma o material insonoro como la fibra de vidrio en el interior de la caja.

Es hora de cortar los paneles o materiales que tengas para añadir el toque insonoro y pegarlos con pegamento a cada una de las paredes de la caja.

Aquí puedes incorporar la rejilla de ventilación en el corte que has hecho de una de las paredes de la caja. Ya sea con clavos o pegamento, dependiendo del tipo de ventilación que tengas.

Paso cuatro

Casi ya estamos, con la pared que nos sobra vamos a poner unos tornillos para que se pueda abrir y cerrar de forma cómoda, al igual que una puerta. Con una bisagra y un par de tornillos vas a tener la caja lista para probar.

Si has usado materiales en el interior insonorizados, y cuenta con una buena ventilación ya solo hará faltar probar que el compresor quepa.

Con el compresor dentro, prueba la diferencia que tiene y verás la gran diferencia que hay. Sobre todo, es importante añadir los materiales insonoros como las placas en el interior u otras placas que absorban y paren el ruido que genera el compresor.

Otro punto es cubrir el agujero que hemos hecho para la ventilación con una rejilla, no seas vago y usa una rejilla para que el sonido no se escape de forma tan fácil del interior de la caja.

Extras

Para finalizar, si aún quieres un nivel más de insonorización puedes lograrlo. Cubre con una manta móvil toda la caja o quizá con más de una manta móvil y verás como también ayuda a reducir el ruido.

Las mantas móviles se usan para transportar cajas y son aislantes, lo que ayuda a absorber el sonido. Aunque recuerda dejar un agujero para que el compresor respire.

Respecto a los paneles de espuma, puedes usar en forma plana o la típica forma de mini pirámides, mientras tenga el grosor correcto para que quepa el compresor. Espero que te haya servido para construir tu propia caja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *